El apoyo de los padres en la escuela.

El apoyo de los padres en la escuela.
5 (100%) 1 vote

La implicación de los padres en el proceso educativo es muy importante en el desarrollo tanto personal, emocional y cognitivo del niño, ya que son una parte esencial para poder llegar a las metas planteadas. Por lo que es necesario involucrar a los padres en las actividades escolares. Así mismos, sabemos que la formación de los alumnos debe ser una tarea compartida entre escuela y familia, ya que son evidentes los beneficios que conlleva el trabajo colaborativo entre padres y escuela.

¿Cómo pueden apoyar los padres el trabajo escolar?

  • Manteniendo una buena comunicación con el docente.
  • Apoyando a sus hijos con las tareas escolares.
  • Participando en las actividades escolares.
  • Atendiendo las sugerencias e indicaciones del docente.

Estas son algunas acciones que los padres pueden llevar a cabo apoyando la labor de la escuela y que son de gran beneficio para los alumnos y el proceso educativo.

Hay algunos aspectos de la dinámica del hogar que son beneficiosos para el proceso educativo.  Se puede precisar que existen ciertos patrones de la vida familiar que impactan de manera positiva en el aprendizaje de los alumnos.

 

Relación padres-hijosRutinas familiaresExpectativas familiares y control.
 

Realizar conversaciones  diarias acerca de hechos cotidianos.

 

Mostrar expresiones de afecto.

 

Realizar comentarios en familia sobre libros, noticias del periódico, revistas, etc.

 

Visitar en familia bibliotecas, museos, zoológicos, lugares históricos o con actividades culturales.

 

 

Establecer un tiempo para el estudio en casa.

 

Implementar rutinas diarias que incluyan tiempo para comer, dormir, jugar, trabajar, estudiar y leer.

 

Tener un lugar tranquilo para estudiar y leer.

 

Mostrar interés en pasatiempos, juegos y actividades con valor educativo.

 

 

Dar prioridad al trabajo escolar y a la lectura.

 

Generar expectativas de puntualidad.

 

Confiar en tus hijos.

 

Conocer bien al grupo de amigos de sus hijos.

Tener control sobre el uso adecuado de las TIC.

 

Tener conocimiento del progreso de los hijos en la escuela y de su crecimiento personal.

 

 

La escuela y la familia deben trabajar de manera conjunta y articulada, al hacerlo, las posibilidades de éxito en el desarrollo integral de los alumnos se multiplica.