Estudiar en Verano. Verano y Estudio son dos palabras que no se llevan muy bien, pero las asignaturas pendientes hay que recuperarlas en verano. Te damos algunos consejos que te harán más fácil la enorme tarea de estudiar en esta época del año destinada al descanso, como planificar periodos de estudio que te dejen disfrutar más al principio para apretar más en un segundo periodo de mayor concentración y disciplina...

Consejos para afrontar las recuperaciones de verano

Consejos para afrontar las recuperaciones de verano
Rate this post

Estudiar en Verano. Verano y Estudio son dos palabras que no se llevan muy bien, pero las asignaturas pendientes hay que recuperarlas en verano. Te damos algunos consejos que te harán más fácil la enorme tarea de estudiar en esta época del año destinada al descanso, como planificar periodos de estudio que te dejen disfrutar más al principio para apretar más en un segundo periodo de mayor concentración y disciplina…

Los veranos siempre son complicados para estudiar, las tentaciones de ocio, la pereza del calor, el desorden en la alimentación, el incremento del ruido… todos son factores en contra. Pero todo esto se puede superar con una buena planificación del estudio, puedes conseguir disfrutar de todos los momentos de ocio y llevar la planificación adelante, de manera que al final del verano, no te quede esa sensación de que si no hubieras tenido asignaturas pendientes hubieras disfrutado más.

Muchos de los consejos tienen que ver con los hábitos de estudio y con la autonomía del estudiante, factores sobre los que insistimos mucho y tratamos de transmitir a nuestros estudiantes durante todo el curso en Taller de Educación.

Estudiar en Verano. Planificación

Una planificación básica para afrontar las asignaturas pendientes es dividir todo el periodo de verano en dos partes, en una primera se trabajan más los hábitos y los ritmos de estudios y la segunda es más específica de preparación de las asignaturas. En función de los compromisos personales, se puede dividir en más tramos, pero en principio lo ideal serían esos dos periodos.

Estudiar en Verano. Verano y Estudio son dos palabras que no se llevan muy bien, pero las asignaturas pendientes hay que recuperarlas en verano. Te damos algunos consejos que te harán más fácil la enorme tarea de estudiar en esta época del año destinada al descanso, como planificar periodos de estudio que te dejen disfrutar más al principio para apretar más en un segundo periodo de mayor concentración y disciplina...
Estudiar en Verano. UN ESFUERZO. Merece la pena un esfuerzo para tener la sensación del deber cumplido al final del verano.

En el primero, por ejemplo en julio, es el momento perfecto para poner en práctica algunas de las técnicas de estudio que ya hemos visto anteriormente en una serie de posts en este mismo blog. Es el momento de ir tomando contacto de nuevo con los hábitos de estudio, una buena manera es ir haciendo prelecturas de los temarios, refrescando lo aprendido durante el curso y ordenando conceptos. En una segunda fase empezaríamos con los esquemas, mapas conceptuales, resúmenes, subrayados o la técnica que mejor se adapte a tu forma de estudio y a la asignatura estudiada.

Una vez tomado ya un ritmo de estudio y unos hábitos concretos en el primer periodo, en el segundo no será tan difícil afrontar la ingente tarea de estudiar una asignatura pendiente. El estudio entonces debe ser más disciplinado que en el primer periodo y los periodos de concentración en las asignaturas deben ser mayores. Se pasa ya al estudio específico de la materia.

Estudiar en Verano. Horarios, Espacios y Disciplina

Sin horarios pre establecidos, lo mejor es que sea el propio estudiante el que planifique cómo, cuándo y dónde va a estudiar a lo largo del día. Con una planificación inteligente, el estudiante sabrá aprovechar las primeras horas, en las que el calor no es tan alto para lo que requiera más concentración y dejará para el final del día algunos ratos de ocio.

El calor da pereza y hay que evitarlo. Mantener tu espacio de estudio bien ventilado y con una sensación de frescor ayudará a crear clima de estudio. Aprovecha la luz natural, pero si va asociada al calor, no descartes oscurecer la habitación y estudiar con luz artificial, es un mal menor ante el calor.

El estudiante tiene la libertad para organizar sus horas de estudio, pero también tiene la obligación de respetarlas escrupulosamente. Transmitir que tiene esa disciplina para el verano a su entorno y su firmeza para seguirla, facilitará las cosas, reducirá las tentaciones de ocio y le permitirá mantener un mayor grado de concentración durante el periodo concreto asignado al estudio.

 

Estudiar en Verano. Clases de Apoyo

En Taller de educación tenemos unos cursos de recuperaciones de verano que incluyen profesores especializados que darán una atención individualizada y que llevarán un seguimiento diario de las actividades. Pero no solo eso, nuestros profesores enseñan a estudiar y a crearse hábitos de estudio, para que el estudiante sea capaz de rentabilizar al máximo cada hora que estudie en verano.

Estudiar en Verano. F: TallerDeEducación, NoticiasUniversia, CosasdeEducación, JustificatuRespuesta I: EstudiaCurso, LecturaLab