Ayudar a los hijos a hacer los deberes que en primaria empiezan a llevar a casa puede levantar tensiones en el hogar, especialmente en aquellos donde los padres trabajen y les falte tiempo para dedicarle a sus hijos. Si ese tiempo ya es escaso por sí mismo, no se plantea que se pase con ellos haciendo las tareas escolares.

Y en el caso en que tengan tiempo para dedicárselo a sus hijos, muchas veces la falta de conocimiento y experiencia en la enseñanza puede llevar a los padres a cometer grandes errores que frustren o desmotiven al niño de cara al aprendizaje y a hacer los deberes de ese día.

Estos son algunos de los errores más típicos que comenten los padres:

El sitio

En el salón mientras se ve la tele, en la cocina…

El lugar donde los más pequeños hagan los deberes debe ser silencioso y debe ser siempre el mismo, con el fin de crear hábito y familiaridad con los espacios.

Si mientras ellos tratan de hacer los deberes los padres están trabajando o leyendo estarán transmitiendo un mensaje muy positivo a la hora de crear el hábito.

No desautorizar al profe

Esto es demasiado, tu profe no tiene ni idea…

Cuando los padres ayudan a los hijos hacer los deberes es muy normal que ante algo en lo que no están de acuerdo respecto a los deberes de su hijo, se airee en voz alta y con los pequeños delante. Los padres no pueden desautorizar al profe ni al colegio delante del niño, si tiene alguna queja debe notificárselo a su centro educativo por los cauces formales para este tipo de reclamación.

Deberes = regañina

Los deberes no deben asociarse con regañinas

Si el niño hace algo mal es frecuente que el padre le riña y le diga que debería saberlo hacer y empezar a regañar… En su lugar debemos crear un momento de paz, no generar ninguna ansiedad en ellos y emplazarlos a hacer los deberes y que pregunten sus dudas al día siguiente al profesor.

Hazlo tu mismo

Los deberes de tu hijo no son tu reto

No es difícil encontrar padres que se toman la resolución de los deberes de sus hijos como algo personal. También, los que piensan que deben ser perfectos, por lo que al final lo acaban haciendo ellos mismos. Eso no le enseña nada al menor, ni conocimientos, ni disciplina, ni hábitos…

A última hora

Con prisa, en el último momento.

Las agendas apretadas de padres y niños muchas veces hace que se retarde el hacer los deberes hasta la última hora, cuando los niños están cansados después de todo el día haciendo actividades. No tendrán la concentración adecuada y acabará siendo una experiencia frustrante para padres y niños.

Es su obligación

Es lo único que tiene que hacer, no hace falta alabarlos

Error, el refuerzo positivo es una de las herramientas más poderosas de los padres, que tienen una gran influencia en sus hijos. Estar pendiente de hacer los deberes y saber interpretar el mejor momento para llevarlo a cabo, es lo que diferencia hacerlo mal de hacerlo bien.

Tiempo de descanso

Estudiar no es marcial, cabe el descanso

En caso de que los niños tengan demasiados deberes, debe dársele un rato de descanso para que despeje su mente. En caso contrario podremos estar reforzando los periodos de bloqueo mental que puede atravesar un niño ante una ingente tarea de hacer los deberes por delante

Mi niño será un genio

Intentar que tu hijo aprenda lo que aún no le toca

Es típico y no reprochable, que un padre quiera que su hijo vaya aprendiendo en casa cosas que aún no ha llegado a ver en el cole. La intención es buena, que cuando llegue el momento no le suene a chino, pero hay que saber hacerlo. Tratar de enseñarles contenidos saltándose la programación del colegio puede producir efectos nefastos como pérdida de motivación.

Ante estos problemas, la solución que propone a los padres Taller de Educación se basa en el estudio asistido, un espacio donde el niño está supervisado mientras realiza sus tareas, recibiendo la ayuda de un profesor especializado para resolver sus dudas o atascos.

También contará con material de apoyo seleccionado por el propio profesor según detecte las necesidades del alumno para hacer los deberes. Elementos multimedia, libros, juegos… una infinidad de recursos puesto a disposición de la educación de los alumnos.

Hacer los Deberes

Uno de los fuertes de esta academia es el seguimiento diario y la atención individualizada. No perdemos de vista la evolución de los alumnos ni un solo día.

Todas las accionas didácticas que se producen en este espacio reservado, se hacen con unas intenciones educativas, como crear hábito. Tratamos de fomentar el hábito del estudio en los niños. A esta edad son permeables a las rutinas y poniendo el acento en algunas claves, se puede fomentar día a día.

Estudiar no es solo sentarte ante el libro y activar el aprendizaje, hay veces que un niño tiene muchas ganas, mucha motivación por estudiar, pero no sabe cómo hacerlo. En taller de educación enseñamos a estudiar, nuestros profesores manejan diferentes técnicas de estudio que transmitirán a sus alumnos para que sean más eficientes con las horas dedicadas a las tareas escolares.

En cierto modo, ese es el primer paso para ser autónomos en el estudio, otra de las intenciones educativas de nuestro centro.

Pídenos más información... respondemos en 24 horas

Acepto las normas del servicio, así como la política de privacidad. Puedes consultarlas aquí