Taller de Teatro

Taller de Teatro. En los tiempos actuales, la educación ha dejado de ser una labor de mera enseñanza para ser necesaria la contribución por parte del educador de una formación integral de la persona.

Taller de Teatro. En los tiempos actuales, la educación ha dejado de ser una labor de mera enseñanza para ser necesaria la contribución por parte del educador de una formación integral de la persona.

Si entendemos que en el sistema educativo actual pueden existir deficiencias o carencias en el desarrollo de la actividad formativa del alumno, el Teatro, con todas sus facetas como la Expresión Artística, y dentro de ésta a la Expresión Corporal, Dramática y Vocal, así como la Comunicación con otras personas a través de Recursos Corporales, Gestuales, o a través de la luz y el sonido, es el vehículo idóneo para ayudar al alumno a tomar conciencia de sí mismo y de su entorno, a efecto de integrarse en la sociedad de forma autónoma y de saber expresarse y comunicarse, conociendo en primer lugar sus propias aptitudes y posibilidades y a continuación conocer las de otras personas. Es decir respetándola pero teniendo sus propios criterios de actuación. De esta forma, entendemos el Teatro como Complemento Educativo y de Socialización.

Metodología

Taller de Teatro. Metodología.

El papel relevante que tienen los conocimientos, experiencias, vivencias y
opiniones previas de los alumnos. Para ello es importante partir del respeto a la expresión espontánea y lúdica de las experiencias de los alumnos.
– Las actividades, orientadas según los procesos de percepción, expresión e
interpretación.
– Ejes de organización y los aspectos procedimentales del área (observación,
exploración, manipulación, creación…) para una posterior conceptualización,
dentro de un proceso gratificante.
– El tratamiento interrelacionado de los distintos aspectos de la Educación
Artística, con referencia a la tradición y cultura artística andaluza.
– “Enseñar a ver”, con posterioridad se podrá imaginar e inventar para
comunicar y expresar lo que se siente, tal como lo vive y lo ve, transmitiendo
vivencialmente. La información no será mera descripción objetiva sino
manifestación de la sensibilidad del alumno y de sus vivencias.

Metodología II

Taller de Teatro. Metodología (continuación)

-Los principios orientadores de la intervención didáctica: investigación,
motivación y creatividad.

Investigación tanto empírica como intuitiva dentro de su cultura; motivación, conectando don su entorno, adecuándose a las capacidades del alumno, planteando problemas que correspondan a sus intereses y necesidades; para resolver problemas y buscar soluciones alternativas.

– Los recursos didácticos, los cuales nunca han sustituido a los propios
sujetos, ejes de manifestación y vivencia artística, teniendo también en cuenta los procesos expresivos que los resultados.
– El diálogo, el debate y la confrontación de experiencias, ideas y vivencias
en actividades de grupo, son recursos que posibilitan el enriquecimiento de los alumnos. Los recursos tecnológicos y medios audiovisuales son de gran utilidad.

Evaluación

Taller de Teatro. Criterios de Evaluación.

En la actividad de teatro se valorará de forma concreta:
– La satisfacción producida en los participantes por el trabajo realizado.
– El desarrollo de los papeles adoptados por cada uno.
– La utilización de los recursos y medios adecuados para expresar lo que se
quiere comunicar.
– El empleo de las distintas formas de expresión.
– La participación e integración de actividades colectivas
En la práctica de la dramatización siempre dedicaremos el último periodo de
tiempo de las sesiones para la valoración de las mismas.
También se valorarán, los aspectos tales como el rendimiento, esfuerzo,
trabajo, atención, material, puntualidad, asistencia, disciplina e implicación.

Taller de Teatro. Contenidos. Bloques Temáticos:

Desinhibición: destinada a “romper el hielo”, a establecer relaciones de
amistad, socialización, cooperación y confianza entre ellos, y para que
alcancen la suficiente seguridad en sí mismos como enfrentarse al escenario
habiendo perdido miedos y complejos que pudieran obstaculizar su trabajo
en grupo.

Relajación y concentración: para preparar a los alumnos física y psíquicamente para posteriores actividades de dramatización. Poner el
cuerpo y mente en predisposición de trabajo; el cuerpo a través de un
precalentamiento y la mente a través de la concentración.

Coordinación: destinada a adquirir flexibilidad, facilidad de movimiento y
autocontrol de todo el cuerpo de forma progresiva.

Voz: aprendizaje de técnicas para la perfecta utilización del aparato
respiratorio y vocal, y las posibilidades de los mismos por medio de la
intensidad, tono, timbre, ritmo, registro, tocando en lo posible algunas
técnicas de canto y declamación.

Expresión corporal: buscar la expresión del cuerpo como medio de
comunicación a través de diferentes técnicas y actividades para que los
alumnos aprendan a representar movimientos, secuencias, ritmos,
imágenes y sonidos, y sepan lo aplicar adecuadamente en el espacio
escénico.

Interpretación: se trata de orientar a los alumnos para la confección del personaje por la improvisación, el análisis del texto y de situaciones, y sobre todo por la creatividad.

La Conciencia de Público: Todo observador y público interfiere en el ánimo del actor. Invitado a “ser otro”, el alumno se ejercita en diferentes
personajes, incluso en los más reprimidos, lo que constituye una preparación irremplazable para la formación de su personalidad.

Con este sistema de trabajo se quiere ayudar al alumno a adquirir:
– El control del cuerpo
– El control de la sensibilidad
– El dominio de la comunicación
– La creatividad

Pídenos más información... respondemos en 24 horas

Acepto las normas del servicio, así como la política de privacidad. Puedes consultarlas aquí