Ayuda para Profesores. Cerca de cumplirse el primer mes de la vuelta al trabajo de los docentes, seguramente muchos de ellos empiecen a sentir ya la presión sobre su trabajo que le acompañará durante todo el curso e incluso se irá incrementando con el paso de los meses. Una de las soluciones más efectivas para sobrellevar este paso son los Grupos de Apoyo. Guiados por un profesional, los profesores expresan sus problemas en grupo y llegan a la resolución de los conflictos.

Combatir el estrés laboral en los docentes

Ayuda para Profesores. Cerca de cumplirse el primer mes de la vuelta al trabajo de los docentes, seguramente muchos de ellos empiecen a sentir ya la presión sobre su trabajo que le acompañará durante todo el curso e incluso se irá incrementando con el paso de los meses. Una de las soluciones más efectivas para sobrellevar este paso son los Grupos de Apoyo. Guiados por un profesional, los profesores expresan sus problemas en grupo y llegan a la resolución de los conflictos.

Es una constante en la vida del profesor. Después de unas agradables vacaciones vuelve el trabajo. Muchas son las inquietudes y los nervios de los docentes ante esta situación. Y muchos de estos temores se hacen realidad desde las primeras semanas. Le ha tocado un aula difícil, con varios alumnos conflictivos o con padres conflictivos… Y esto es sólo el comienzo.

Y así se va configurando poco a poco lo que se conoce como el Síndrome de Burnout, o en castellano, el Síndrome del Profesor Quemado. Y los datos no engañan: La docencia es una profesión que muestra un alto riesgo de presentar estrés laboral debido a la naturaleza del puesto y al entorno de trabajo. Vemos algunas de las causas más comunes que contribuyen a esta situación.

Ayuda para Profesores. Exceso de trabajo

La excesiva carga de trabajo y falta de tiempo: Los docentes habitualmente tienen que dedicar tiempo extra no remunerado fuera del horario de trabajo a actividades docentes como preparación de clases, preparación de material didáctico, trabajo administrativo, atención a alumnos y padres fuera del horario laboral; si le sumamos a esto que la mayoría llega a casa a cumplir con obligaciones domésticas, esto junto con el tiempo de traslado termina dejándoles muy poco espacio entre todas sus actividades para descansar y relajarse.

Ayuda para Profesores. Cerca de cumplirse el primer mes de la vuelta al trabajo de los docentes, seguramente muchos de ellos empiecen a sentir ya la presión sobre su trabajo que le acompañará durante todo el curso e incluso se irá incrementando con el paso de los meses. Una de las soluciones más efectivas para sobrellevar este paso son los Grupos de Apoyo. Guiados por un profesional, los profesores expresan sus problemas en grupo y llegan a la resolución de los conflictos.
Ayuda para Profesores. FACTORES SOCIALES. La mala consideración social hacia la profesión, el mal ambiente entre los profesores, la carencia de información para enfrentarse con algunas situaciones o la falta de información acerca de lo que debo hacer… son elementos que acentúan la situación.

Ayuda para Profesores. Cuestiones Ergonómicas

El docente está sometido diariamente a unas exigencias ergonómicas: Estar de pie por largos periodos, forzar la voz continuamente y el desempeñarse constantemente en ambientes ruidosos. Además de la falta de control y autonomía: la ausencia total de capacidad para decidir sobre la forma en que desarrollan sus propias tareas.

Ayuda para Profesores. Alumnos

Un profesor puede encontrarse con cierta frecuencia con un excesivo número de alumnos en el aula, cada uno con sus propias dificultades de aprendizaje, sus indisciplinas, su falta de atención y de motivación.

Ayuda para Profesores. Presiones y Bajo Reconocimiento

Sociales y personales: Una jerarquía administrativa rígida y falta de apoyo de los superiores, la carencia de cooperación por parte de los padres de familia, ausencia de apoyo pedagógico de especialistas en el centro educativo y la falta de reconocimiento y valoración social hacia su profesión entre otros factores son las principales causas generadoras de dicho padecimiento en los docentes.

Las consecuencias para el docente son muy tóxicas: Un profesor con estos problemas puede sentirse cansado, deprimido, tener dificultad para concentrarse y tomar decisiones, le cuesta trabajo relajarse y dormir, se muestra irritable y angustiado, presenta mal humor y se vuelve hipersensible a las críticas.

La resultante inmediata de esta situación es que el docente deja de disfrutar su trabajo y por lo tanto su compromiso disminuye afectando así su rendimiento laboral y sembrando frustración. También incrementa el riesgo de afecciones médicas como problemas gastrointestinales, hipertensión, cardiopatías y cefaleas…

Ayuda para Profesores. Cerca de cumplirse el primer mes de la vuelta al trabajo de los docentes, seguramente muchos de ellos empiecen a sentir ya la presión sobre su trabajo que le acompañará durante todo el curso e incluso se irá incrementando con el paso de los meses. Una de las soluciones más efectivas para sobrellevar este paso son los Grupos de Apoyo. Guiados por un profesional, los profesores expresan sus problemas en grupo y llegan a la resolución de los conflictos.
Ayuda para Profesores. QUEMADOS. Falta de apoyo familiar, escasa respuesta en los alumnos, demasiados escolares en clase, peleas entre los chicos y agresiones verbales y desconsideración hacia el profesor componen los seis factores de estrés de primer nivel según la encuesta, y en ellos anida buena parte del malestar docente, el paso previo al llamado «síndrome del profesor quemado».

Ayuda para profesores. El Síndrome del ‘Burnout’

Si no se interviene a tiempo, el profesor desarrolla el Síndrome de Burnout, síndrome que se caracteriza por: Agotamiento emocional (sensación de haber agotado los recursos emocionales, cansancio y falta de energía), Despersonalización (respuesta de endurecimiento emocional, distanciamiento e insensibilidad a los demás actores del entorno escolar incluidos los alumnos) y Sentimiento de falta de logro de realización profesional (sensación de incompetencia y fracaso profesional).

A pesar de la vasta investigación existente en relación con el estrés laboral en el sector docente, se ha avanzado poco a nivel institucional, por ello desde Taller de Educación proponemos una solución más personal. Contamos con unos Talleres Grupales de Apoyo a Profesores que tengan estos problemas.

La exposición conjunta de los diferentes problemas y su posterior resolución en grupo, puede ser un arma fundamental en el Profesor para combatir todo el estrés y nerviosismo que conlleva este trabajo, sobre todo, en los primeros meses de trabajo.

Si quieres más información sobre estos talleres visita esta página.

Si tienes dudas o consultas sobre este asunto u otro que veas en la web, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

La falta de apoyo de los padres en disciplinar a sus hijos, educar a adolescentes que no valoran la educación e impartir clases a un número elevado de alumnos serían las razones fundamentales que explican la presencia de estrés en el ámbito de la docencia española.

Ayuda para profesores. F: Ine, EuropaPress, Iees, ElMundo, LaTercera I: TodoEducación, Acustican