FACTORES QUE COMPLEMENTAN LA EDUCACIÓN POTENCIANDO UN APRENDIZAJE MÁS SIGNIFICATIVO

Hoy en día existen numerosos factores que ayudan a contribuir y mejorar los procesos educativos, complementando la educación y potenciando en el alumnado un aprendizaje más significativo.

Algunos de los factores son la necesidad personal y social de cada individuo, la convicción, estima y autoestima tanto de familias, alumnado y equipo educativo, la fortaleza ética y profesional de los docentes, la capacidad de enseñar, el trabajo en equipo, un currículo adaptado a las necesidades de los niños/as y los mínimos materiales y los incentivos socioeconómicos y culturales.

Resaltar especialmente los recursos como factores fundamental de los logros conseguidos en los procesos de enseñanza – aprendizaje. El juego es por ejemplo el recurso con más peso educativo a la hora de motivar y captar la atención de los niños y niñas, y es que a través de él, el alumnado aprende mucho más, por lo que es un gran facilitador en nuestra tarea docente.

Ya desde la etapa de Educación Infantil el juego es imprescindible para el aprendizaje de los más pequeños. El juego favorece el aprendizaje de todas las áreas, desde la adquisición de habilidades, adquisición de funciones cognitivas, motrices, de comunicación, etc…a otras muchas otras capacidades como la socialización e interacción.

El juego simboliza la oportunidad para adentrarse en el maravilloso mundo del conocimiento. Los juegos representan un conjunto de retos que atraen la motivación y la atención del niño, consiguiendo que los pequeños esfuerzos se traduzcan en grandes logros.

Además, no solo es fructífero en dicha etapa, sino en las siguientes también. En las etapas de Educación Primaria y Secundaria el juego potencia también dicho aprendizaje.

La posibilidad de aprender mediante el juego no es exclusiva de los niños/as en edad preescolar. En los posteriores cursos escolares, las oportunidades de juego potencian el dominio de los conceptos académicos.

Así, juegos como los de dramatización, representación, juegos de mesa, los clubs de lectura, y muchos más, hacen que el alumnado desarrolle capacidades matemáticas, o lingüísticas, entre otras. Además, los juegos online o las Apps educativas también ayudan a los alumnos/as a aprender motivándolos en busca de un aprendizaje significativo.